Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Curso de programación: Banco Santander y Egg logran transformar perfiles profesionales a través de la formación en tecnología

Ambas organizaciones llevaron adelante un curso de programación avanzada que impactó en la vida de decenas de empleados bancarios. La historia de una transformación en primera persona. 

 

Aunque estudió licenciatura en Recursos Humanos y se desempeñaba como tal, a Camila Arandía siempre le atrajo la Programación. Más de una vez se preguntó cómo comenzar, pero el tiempo y la incertidumbre sobre si le gustaría lo suficiente para comprometerse con años de estudio, la mantenían en una encrucijada.

Hasta que la oportunidad llamó a su puerta: el Banco Santander, donde trabaja, se alió con Egg para ofrecer el curso de Programación desde Cero y la carrera completa de Programación Full Stack, a todos los empleados interesados. 

La propuesta se centró en brindar una base sólida en programación para aquellos colaboradores interesados. Para concretarlo, realizaron una convocatoria abierta en áreas específicas para el curso de “Programación desde Cero” de 80 horas en 27 encuentros (7 semanas). 

Aquellos participantes que finalizaron el curso introductorio y se mostraron interesados en completar la formación, recibieron una beca del banco para continuar con la carrera de Programación Full Stack de 500 horas (42 semanas).

En su primera etapa, se unieron al programa más de 100 colaboradores, de los cuales un 70% continuaron el proceso de formación hasta convertirse en programadores. Estos empleados representaron una gran diversidad de perfiles y mantuvieron siempre un objetivo común: abrazar las oportunidades de crecimiento y aprendizaje en un mundo cada vez más digital.

 

Transformación en primera persona

 

Gracias a los conocimientos que adquirió durante el curso de Egg de la mano del Banco Santander, Camila Arandia pasó de desempeñarse en Gestión y Desarrollo de Personas a formar parte de Transformación Digital, el área con mayor potencial de crecimiento en el mencionado banco

En una charla, su líder le habló de Egg y su innovadora metodología de aprendizaje. La promesa de un enfoque intensivo y el ritmo acelerado de aprendizaje del curso de programación capturaron su atención. Sin pensarlo dos veces, Camila se ofreció como voluntaria para ser parte de la prueba piloto.  “Era la persona ideal para decidir desde adentro si este programa sería de utilidad o no”, aseguró y definitivamente lo fue, ya que pudo demostrar que incluso para una persona sin experiencia es posible convertirse en Programadora Full Stack. 

El curso de programación comenzó con un grupo variado de personas, todas de diferentes edades y puestos dentro del banco. Durante el primer día construyeron un videojuego, algo que parecía inalcanzable para Camila semanas atrás. En menos de un mes, habían creado una calculadora. “Lo más rico es que vas aprendiendo trabajando en equipo, una manera totalmente nueva de adquirir conocimientos y aprendés haciendo, no solo leyendo teoría como en los cursos tradicionales”, remarcó Camila.

 

Por más perspectivas 

 

Camila, procedente de un ambiente en RRHH, encontró que lo más valioso fue perder el miedo a cometer errores. “A veces todos teníamos una propuesta diferente para resolver un ejercicio, pero todos llegábamos al resultado”, destacó quien se llevó un aprendizaje invaluable: no hay una única forma de hacer las cosas y la diversidad de miradas es una fortaleza.

El ritmo del curso de programación fue desafiante, 4 días a la semana de 19 a 22hs, lo que para Camila funcionó perfectamente. A diferencia de los cursos tradicionales, en Egg logró adquirir conocimientos de manera dinámica y estar conectada constantemente. “Ayudar a otros y ver cómo te reconocen te impulsa a seguir adelante”, aseguró. 

La experiencia en Egg le dio la confianza necesaria para aceptar el cambio al área de Transformación Digital en el banco Santander. “El equipo pidió mi pase mientras estaba haciendo el curso”, recordó. Si bien actualmente no se dedica exclusivamente a programar, tiene vastos conocimientos de cómo funciona el desarrollo de aplicaciones. “Ahora les digo a mis compañeros: súper recomendado, pruébenlo que les va a gustar”, cerró.

 

Un curso de programación, muchas voces 

 

Camila no fue la única satisfecha con el curso; todos los participantes compartieron sus testimonios y comentarios de agradecimientos después de completar la capacitación ofrecida por Banco Santander y Egg.

Jorge, cajero: 

“Egg genera una experiencia de aprendizaje mucho más amena. Si luego de trabajar 8 horas tendría que presenciar una clase con un profesor hablando durante una hora, sería muy difícil. En Egg converso con mis compañeros sobre los ejercicios, puedo enseñar a otros y el encuentro es más entretenido”  

Mariana, atención al cliente:

“La metodología Egg me gusta porque al estudiar en grupos chicos me animo a preguntar. Si estuviera en una clase tradicional no le podría pedir al profesor que vuelva a explicar algo solo por mi” 

Hernán, operaciones:

“Es muy interesante cómo puedo ver diferentes puntos de vista sobre cómo resolver los ejercicios. He compartido con colaboradores del banco que no conocía y ahora hemos fortalecido nuestra relación” 

 

Publicaciones recientes

Metodología

La evolución es lo primero, segundo y tercero

Y solo se logra en cooperación

Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Scroll al inicio